En contre aquí el vídeo

 

Pero aquí se detalla el cómo

 

http://www.marionkuprat.com/la-historia-de-la-ionizacion-del-agua-parte-i/

Electrólisis sí pero muy de muy interesantes propiedades:

 

Recojo por si la página dejase de estar activa

‘Agua viva’

La historia de la ionización del agua – Parte I –

25 – junio – 2015 by 

La historia de la ionización del agua – Parte I –

Un método sobre el que me preguntan mucho últimamente es el agua ionizada. Se ha generalizado el concepto de la ionización del agua, a pesar de que su denominación correcta debería ser activación electroquímica (ECA), o separación electrogalvánica del agua. A través del proceso técnico de la electrólisis, necesario para la ionización del agua, ésta adquiere temporalmente propiedades completamente nuevas. Durante este proceso no se generan nuevos iones, más bien, los iones presentes en el agua se desplazan debido a la corriente galvánica a grupos del mismo tipo y se utilizan por separado. El resultado es una parte alcalina con un exceso de electrones (agua activa alcalina) y una parte ácida con carencia de electrones (óxido de agua ácida). De esta forma, a partir del agua de partida se producen técnicamente dos aguas activas diferentes con cualidades completamente nuevas. Lo esencial de los efectos que tiene el agua activa por electrólisis es el tiempo durante el cual las propiedades anómalas adquiridas son aprovechables por la medicina o la técnica antes de que el agua vuelva a sus propiedades naturales. En esta fase el agua activada eléctricamente es un agua funcional con posibilidades muy interesantes.

El descubrimiento de la ionización del agua se remonta a un conjunto de muchos factores detectados casualmente y a los meticulosos estudios realizados sobre ellos por parte de investigadores experimentales en los siglos XVIII y XIX.

Luigi Galvani

Luigi Galvani 1737 – 1798

El médico italiano Luigi Galvani introdujo ya en 1780 el primer circuito eléctrico a base de distintos metales aplicándolo a patas de rana. Precisamente, el descubrimiento de la corriente galvánica es el que hizo posible el método de la electrólisis para la ionización del agua. Antoine Lavoisier descubrió que el oxígeno formaba parte del agua y ya a finales del siglo XVIII quería dividir el agua en sus componentes individuales. Pero el verdadero descubrimiento de la electrólisis se remonta al físico experimental Johann Wilhelm Ritter, que con apenas 22 años de edad ya realizaba osados experimentos consigo mismo que le permitieron obtener increíbles descubrimientos e inventos, pero que también fueron la causa de su temprana muerte a los 34 años de edad. Ritter fue reconocido como el investigador más brillante de finales del siglo XVIII. Estudios independientes le llevaron a considerar que los procesos de galvanización siempre están ligados a reacciones de oxidación y reducción, sobre lo que informó detenidamente en su propio periódico con sus propios esquemas y gráficos. Con la ayuda de la electricidad galvánica el agua se dividía en sus componentes individuales. Al examinar las burbujas de gas ascendentes que se formaban sobre los electrodos señaló, después de documentar cuidadosamente los experimentos realizados, que se trataba de hidrógeno y oxígeno. Este proceso es el que hoy se conoce como electrólisis, denominación proveniente de la lengua griega y que se compone de “electro” que significa electricidad y “lisis” que significa descomponer. Por lo tanto, el agua se divide eléctricamente en dos tipos de agua.

Finalmente, fue Michael Faraday, después de un análisis exhaustivo de los procesos electroquímicos, el que le dio las denominaciones que se conocen a día de hoy.

Johann Wilhelm Ritter 1776 - 1810

Johann Wilhelm Ritter 1776 – 1810

Sin embargo, ni Johann Ritter, ni los desarrollos posteriores se ocupaban en esa época de los cambios que se producían en el agua, sino de los gases que se desprendían. La electrólisis para la producción de agua activada se remonta a la electrólisis de membrana del físico ruso Vasily Vladimirovisch Petrov. Esta técnica constituye todavía hoy el fundamento de la activación eléctrica del agua. Petrov es celebrado en Rusia como el antepasado del agua activada. No obstante, los primeros dispositivos para la mejora del agua potable no salieron a la luz hasta principios del siglo XX.

En 1962 fue la primera vez que se autorizó en Japón la utilización de un dispositivo ionizador del agua para la producción de agua medicinal. Técnicamente hablando los japoneses hacían las cosas a su manera. Sin embargo, los pioneros en la fabricación de ionizadores caseros fueron los coreanos que se hicieron los líderes del mercado mundial, en especial en lo que respecta al agua activa alcalina para aplicaciones médicas. El agua activa ácida sólo recibe un papel subordinado por parte de los partidarios del agua electroactivada alcalina.

Michael Faraday 1791 - 1867

Michael Faraday 1791 – 1867

 

En la antigua Unión Soviética, fue el ingeniero ruso Vithold Bakhir el que a principios de los años 70 del siglo pasado tuvo la ocurrencia de utilizar agua electroactivada como fluido de perforación para la explotación de campos de gas en Uzbekistán. Uzbekistán es una zona muy desértica y los trabajadores sufrían a menudo de graves quemaduras debido al implacable sol de la zona. Pronto se descubrió que el agua electroactivada ayudaba a curar mucho mejor las quemaduras por el sol. Es por esto que lo primero que estudiaron los investigadores rusos fue la capacidad de protección radiológica y la curación de radiaciones por medio del agua activa alcalina.

Muy pronto se descubrieron también las increíbles capacidades del agua electroactivada ácida como una forma de desinfección. A finales de los años 70 en Moscú esto fue declarado inmediatamente como una prioridad, lo que dio lugar al proyecto de investigación mayor y mejor financiado sobre el agua de todos los tiempos. Un gran número de científicos de renombre fueron llamados a Moscú para unirse a este proyecto. Sin embargo, en un principio la investigación rusa mantuvo el proyecto en secreto. Era la época de la Guerra Fría, no fue hasta 1981 que comenzaron a publicarse algunas escasas noticias sobre esta amplia investigación. A partir de 1997, es decir, casi 20 años después de los resultados obtenidos en Uzbekistán – después del colapso de la Unión Soviética – fue la primera vez que investigadores occidentales intercambiaban impresiones con los rusos sobre la técnica y las posibilidades del agua activada electroquímicamente.

A día de hoy ya no existe ningún hospital en toda Rusia que no utilice con éxito y de forma extremadamente económica el agua activa ácida para la desinfección; y eso sin los gérmenes hospitalarios que lamentablemente en los últimos años se han hecho notorios en los países occidentales.Con los ionizadores caseros que conocemos de Japón y Corea, esto sólo es posible deficientemente, ya que éstos sólo están débilmente diseñados para el ámbito del agua activa ácida.

Agua activada electroquímicamente

Por lo tanto, ha sido el investigador ruso Vitold M. Bakhir el que acuñó por primera vez el término “activación electroquímica” (ECA). Mientras que hasta entonces el foco de interés sólo se centraba en la propiedad química ácida o alcalina del agua, Bakhir identificó, junto a su creciente equipo formado por los mejores investigadores sobre el agua, que este agua poseía actividad eléctrica, durante un período de tiempo limitado, que no se podía calcular mediante fórmulas químicas convencionales. El concepto central era el potencial Redox anormal, tanto del agua activa alcalina como del agua activa ácida. Después de la producción de esta nueva agua, estas características y actividades anormales se prolongaban durante minutos, horas o semanas, antes de regresar de nuevo al estado normal del agua. Los científicos rusos investigaron intensamente este período de actividad del agua nueva con el fin de poder aprovechar económicamente estas potentes propiedades desinfectantes. Las patentes están firmemente en control de los rusos y hasta la fecha muchos hallazgos importantes de esta investigación aún no se han traducido a otros idiomas.

De hecho, una de las mayores virtudes, en realidad, procede de los fabricantes de equipos rusos que, en lugar de centrarse en la complejidad técnica, trabajan con superficies de contacto más grandes y con materiales más nobles. De ahí que una de las grandes ventajas de los equipos rusos para la producción de agua activa ácida es el poco mantenimiento técnico que requieren.

El agua activa ionizada alcalina

Gráfico sobre la primera electrósisis de Ritter en 1798

Gráfico sobre la primera electrósisis de Ritter en 1798

El proceso de ionización en los ionizadores caseros consiste en una técnica compuesta por electrodos de platino con cargas opuestas que desplazan, por medio de la corriente continua, la relación de carga natural del agua. Por consiguiente, siempre se obtienen dos aguas diferentes que han sido separadas por electrólisis: el agua activada ácida y el agua activada alcalina. El agua alcalina tiene más iones de hidrógeno cargados negativamente y el agua ácida tiene más iones de hidrógeno cargados positivamente. En los ionizadores caseros el foco de atención se sitúa en la producción de agua activa alcalina que se publicita con grandes promesas de salud.

“Agua activada electroquímicamente” es la palabra de moda actualmente para referenciar un agua saludable. Los ionizadores de agua para la producción de agua alcalina se comercializan a día de hoy principalmente a través de sistemas de marketing multinivel para mantener la salud. La desventaja de esto es que incluso los despistados revendedores creen que necesitan convertirse en expertos en salud. El agua alcalina sin duda puede tener un efecto terapéutico temporal siempre que se aplique de forma controlada y limitada en el tiempo. En tales casos, seguramente sea posible reducir la carga de radicales libres. Mientras que la comida y la bebida tienen que ser digeridos con el fin de transformar los alimentos y los minerales en energía antes de que ésta pueda ser absorbida, el agua alcalina activada eléctricamente recorre otro camino. Nos proporciona energía fría directamente que no necesita ser quemada a través del proceso digestivo de nuestro cuerpo. Por lo tanto, nuestro cuerpo ya no participa en el proceso de producción de energía.

Podemos encontrar un ejemplo de electrólisis en la naturaleza, se trata de las miles de tormentas eléctricas y de los millones de relámpagos que se dan cada día sobre el océano. Durante una fracción de segundo, los relámpagos alcanzan una temperatura de 30.000 ºC, la mayor temperatura que existe sobre la tierra

Personalmente, yo no estoy tan convencida del “efecto mágico” del agua activa alcalina sobre la salud… No me cabe la menor duda de que muchas personas notan mejoras en la salud cuando comienzan a ingerir el agua alcalina. No obstante, creo que esto no puede ser una estrategia saludable en el largo plazo. Considero que tanto el agua ácida activada eléctricamente, como también el agua alcalina activada, son aguas funcionales de utilidad que – aplicadas selectivamente – seguramente encajan con nuevos conceptos que están de actualidad. No es sólo esto que se comercializa de forma tan sensacional.

Por ejemplo, el agua alcalina se comporta como el jabón. Es adecuado para la limpieza de superficies manchadas con aceite, grasa o proteínas o para disolver aceite, grasa o proteínas. Se pueden evitar muchos productos químicos utilizando agua activada fuertemente alcalina. Se obtiene un brillo fantástico limpiando superficies de acero inoxidable, cerámica y vidrio con agua alcalina. También se puede utilizar en el ámbito de la salud – aplicado como un tratamiento – para la desintoxicación del cuerpo. El agua activa alcalina es un agua tratada, en el que el único catión (ión cargado positivamente) es el sodio.

El agua electroactivada ácida – el mejor desinfectante que existe en la actualidad

Desinfección II – Agua electroactivada

26 – septiembre – 2014 by 

Desinfección II – Agua electroactivada

Desinfección II – “Agua electroactivada” es la palabra mágica para la desinfección del agua.

Que las personas hoy en día alcanzan edades cada vez más longevas no es solo una señal de una mejor calidad de vida, sino sobre todo el resultado de un alto estándar de higiene, el cual hemos adquirido en gran parte a través de la química. En épocas anteriores, las bacterias, los virus y otros microorganismos parasitarios eran la principal causa de una muerte temprana. Esto es debido a las películas bacterianas con las que están cubiertos todos los objetos vivientes. Pero el uso masivo de productos químicos y la presión del agua dentro de los complejos sistemas de nuestra red de conductos kilométricos lamentablemente también se han encargado de desestructurar cada vez más la importante estructura interna del agua. El agua tiene una estructura química, física y también una estructura energética con el que se mantiene en equilibrio. Esto también implica que la proporción de microorganismos degenerativos sea relativamente pequeña. Cuanto mayor sea la proporción de microbios regenerativos que se asienten en el cuerpo más sano la mantendrán. El balance ácido-base es probablemente el sistema de equilibrio más importante para mantener la vida en los sistemas vivos. Lo mismo se aplica al agua. Hasta ahora se ha intentado mantener la higiene con medios puramente químicos. En el sector de la salud se intentó esto, entre otros, con los antibióticos. Con el agua se sigue intentándolo con cloro y muchos otros productos químicos. Pero mientras tanto, los microorganismos se han adaptado a la química. Los agentes patógenos han desarrollado resistencias contra los venenos y de esta forma la industria farmacéutica tiene que inventar constantemente nuevas mezclas y nuevas toxinas para mantener a los microbios bajo control. El resultado es un ciclo sin fin que en algún momento terminará por no poder seguir sosteniendo el estándar de higiene, al menos si uno no quiere morir envenenado de una sobredosis de desinfección en forma de productos químicos contenidos en el agua.

Un proceso desarrollado en Rusia muestra que también existe otra manera. Un método de desinfección electroquímica ayuda a solventar muchos problemas de higiene sin aditivos químicos.

04-Envirolyte-Maletín_abierto_frei

El maletín envirolyte produce Anolyte in situ

El héroe soviético del descubrimiento del agua activada se llama Vitold Michailowitsch Bakhir. Su mérito se basa en un invento, que según el estado de la ciencia del momento no debería existir. Después de 30 años de trabajo ha desarrollado un dispositivo para la producción en serie, que en cuestión de segundos libera el agua de contaminantes sin el uso de sustancias químicas, es decir, desde el agua misma. El ingeniero de minas V. M. Bakhir trabajó a finales de los años 70 en un proyecto estatal, un agua alcalina activada para la mejora del fluido de perforación para la extracción de gas natural en Uzbekistán. Dado que los trabajadores de las torres de perforación cada vez padecían de menos quemaduras solares cuando se bañaban en el agua según las indicaciones de V. M. Bakhir, se estudió el efecto protector del agua electrolítica alcalina en radiaciones de todo tipo y se comprobó que funcionaba y además era económico. Era la época de la Guerra Fría. Una guerra nuclear con inmensos daños por radiación constituía una amenaza real. Durante muchos años aislado del mundo occidental, en Rusia se desarrolló a mediados de los años 80 la mayor, más completa y mejor financiada investigación del mundo sobre agua activada que actualmente aún está disponible en Rusia. Solo después del colapso de la antigua Unión Soviética en 1989 comenzaron a hacerse públicas las primeras noticias de esta nueva y extensa investigación y los investigadores rusos comenzaron ingresar en la red internacional.  

¿Cómo es posible que funcione esta desinfección inofensiva?

El elemento básico de dicha tecnología es la Celda electroquímicamente activada (ECA – electrochemical activation). Durante muchos años ninguna otra tecnología parecida ha dado los mismos resultados, sin aditivos tóxicos, neutro y con increíble eficiencia, velocidad y concentración de las sustancias activas. En la práctica esto es muy sencillo, por un lado entra el agua en el dispositivo y casi inmediatamente vuelve a salir del dispositivo por el otro lado. Lo hace, sin embargo, con notables características: ¡El agua saliente es biológicamente pura! El método se basa principalmente en la bien conocida división del agua. Es un tipo optimizado de electrólisis. El diseño especial de la célula de la membrana electrolítica de V. M. Bakhir permite que los productos de escisión del agua permanezcan estables en el ánodo durante mucho tiempo. Con determinados revestimientos y diferentes tensiones esta tecnología es capaz de dividir el agua en sus componentes básicos rompiendo los enlaces de hidrógeno. Lo que sigue siendo un misterio es cómo V. M. Bakhir consigue mantener activa esta reacción con los dispositivos durante un periodo tan largo de tiempo. En 2001 V.M. Bakhir diseñó en Rusia los primeros módulos para la membrana selectiva de iones de electrólisis y comenzó la fabricación comercial de dispositivos de desinfección en serie. Uno de los mayores desafíos de esta investigación sin duda fue el objetivo de conseguir una gran fase meta-estable para un uso diversificado y eficiente de este increíble método de desinfección. La activación electroquímica prescinde completamente de productos químicos. Es eficaz contra casi todos los virus y bacterias, y en un tiempo muy corto y de forma más concienzuda que cualquier desinfección química. El desinfectante líquido resultante ya se conoce internacionalmente y se denomina “Anolyte” o “Anolyte neutro”. No es tóxico, por lo que tampoco tiene efectos secundarios y es biodegradable. De todos los métodos de desinfección conocidos, aún a pesar de su alto coste inicial, es la alternativa más económica de entre todos los demás métodos que existen actualmente en el mercado.

Maiz tratado con Anolyte antes de la siembra (izquierda)

Maiz tratado con Anolyte antes de la siembra (izquierda)

A día de hoy, más de 25.000 hospitales rusos ya trabajan con estos dispositivos desarrollados por V. M. Bakhir. Incluso a nivel mundial ya existen grandes empresas, principalmente de la industria alimentaria, que llevan ya años ahorrando mucho dinero gracias a esta desinfección debido a que se suprimen completamente los productos químicos. Sin duda han sido los recursos rusos (titanio, platino, oro, iridio) los que han permitido el desarrollo de estos electrodos tan especiales, que no permiten la formación adicional de reacciones químicas indeseadas en la electrólisis. Ciertamente estos dispositivos suponen una inversión considerable, pero que merece la pena. En las plantas industriales estos dispositivos encuentran uso por ejemplo, en grandes granjas avícolas, piscifactorías, así como para la cría de ganado vacuno y porcino. La asociación lechera más grande del mundo, Fonterra en Nueva Zelanda, utiliza desde hace años la patente rusa para la desinfección, cuyos dispositivos los fabrica la empresa Envirolyte en Tallinn (Estonia). También existen pequeños dispositivos portátiles que permiten la fabricación del agua de desinfección electrolítica con exactamente la misma durabilidad de 6 meses. Estos sistemas de bajo mantenimiento son robustos y resistentes a la corrosión. Destaca por encima de otros métodos por sus muy bajos costes de funcionamiento y su larga vida útil, y el agua ECA para la desinfección se puede producir in situ en el lugar en el que se necesite y donde una desinfección segura y sin productos químicos desempeña un papel importante.

¿Cuál es el principio activo?

El principio activo es una débil salmuera dentro de un sistema de flujo a través de una membrana semi-permeable que separa el flujo de iones positivos y negativos. Como resultado de ello se obtiene un agua muy ácida (pH 2 – 2,5) y un agua muy alcalina (pH 12) que son los que se utilizan para la desinfección o limpieza. La producción de “Envirolyte” ofrece dos líneas de productos diferentes procedentes de la investigación rusa: una para el uso industrial con el agua ácida y alcalina, y una gama de dispositivos más pequeños para la agricultura y la ganadería, granjas de pollo, piscifactorías, viticultores, granjas hortícolas y contra la biopelícula y la contaminación por legionella en las tuberías de agua y mangueras de ducha. Existen tantas aplicaciones como bacterias, virus, hongos, moho y otros ataques bacterianos. Otra aplicación interesante la encontró en 2007 un granjero belga. Desarrolló para el agua Envirolyte Anolyte neutro una nebulización fina para desinfectar todos aquellos lugares que requerían desinfección. En almacenes, cocinas de restaurantes, invernaderos, como sustituto de la sulfuración de los viñedos, para aumentar la duración del pescado, carnes, vegetales y flores ornamentales, hasta para la infestación por parásitos. Realmente existen muchos ámbitos para la nebulización de la desinfección Anolyte. En todos los casos el método del Anolyte ruso resultó ser muy superior a los tratamientos convencionales con productos químicos.

El principio de funcionamiento se caracteriza, entre otras cosas, en que la presión del gas en el agua es muy alta. Esto permite que el contenido pase a través de las paredes de la célula. Debido al proceso ECA (electrochemical activation) la ruptura de los enlaces de hidrógeno genera transiciones entre el estado gaseoso y el líquido. Esto causa millones de diminutas burbujas de gas. Estas burbujas de gas poseen una carga eléctrica superficial muy alta, ¡pero que no sale a la superficie!

De la ciencia sabemos que, positivo y positivo, o negativo y negativo, se repelen, mientras que positivo y negativo se atraen. Las células de nuestro cuerpo y de las bacterias, virus, etc. también tienen estas diferencias de polaridad. Sirva como ejemplo las diferentes polaridades de las células vivas por un lado, y la polaridad de las bacterias, virus y toxinas por el otro.

Legionela pneumophila causante de la legionelosis.  Se encuentra en torres de refrigeración y redes de agua.

Legionela pneumophila causante de la legionelosis.
Se encuentra en torres de refrigeración y redes de agua.

La presión del gas de las burbujas destruye la polaridad de la toxina, pero no la de la célula viva. De esta forma, a través del proceso ECA (electrochemical activation) el agua se convierte en un líquido desinfectante desde dentro de sí misma, y esto de una forma muy ingeniosa. Esto lo demuestra una simple prueba con tinta, el agua ECA literalmente se traga el color. El agua electrolizada ácida en términos de efecto desinfectante, es muy superior al cloro, el gas de cloro, o el ozono. Esto se debe a que el Anolyte fresco tiene los oxidantes más potentes (oxígeno radical, ozono, dióxido de cloro y dióxido de hidrógeno) combinados. Mientras que el dióxido de cloro solo se forma a partir de una sustancia que se ha hecho conocida con el nombre de MMS una vez que se le añade un ácido, el proceso de electrólisis del ionizador de agua Envirolyte lo produce directamente y está contenido en el Anolyte ácido. La explicación dada por el americano Jim Humble sobre este tema es bastante obvia y me gusta mucho. El dice lo siguiente: “Para poder entender por qué el dióxido de cloro no es dañino para el cuerpo, primero tenemos que examinar los aspectos básicos de la oxidación. Todos los agentes oxidantes tienen la capacidad de extraer electrones de cualquier forma de materia. Esto es muy importante ya que los electrones son los que mantienen unida a la materia. Los electrones literalmente lo mantienen todo junto. Si le quitamos a un objeto los electrones, este se cae en pedazos. Podemos imaginarnos a los electrones como a una especie de armazón o funda. Este armazón mantiene a todas las partículas que se encuentran en su interior unidas entre sí.” La composición del Anolyte es agua y cloruro de sodio. El Anolyte neutro está conforme con la Directiva sobre biocidas 98/8/EU y recibió la aprobación nº 0322/07. El desinfectante Anolyte obviamente no es ninguna cura o producto milagroso, aunque a veces uno lo pudiera creer. Es un desinfectante con un efecto impresionante cuando se utiliza correctamente en todos aquellos lugares en los que la desinfección juega un papel importante!