plancha-cristal-plastico-alto-impacto-transparente-11838-MLA20049692673_022014-O

a) Si una cara está provista de un vídreo dopado de modo que sea conductor, y por la otra cara es no conductor, pero lo dopamos con plomo (Pb).

b) La segunda cara es un plástico conductor, pero en su otra cara interna está dopado con plomo.

Como no hay efecto Seebeck cada par de vidreo-plástico lleva en su interior un conductor circulando la energía por otro par de vídreo-plástico ¿Obtendríamos un superconductor?

c) El metal dopante sería el Aluminio (Al), para no poder hacer par termoeléctrico.

Los  bornes serían: Por la parte del cristal dopado con Pb (Plomo) un polo y por la parte dopada de Al (Aluminio) del cristal el otro polo.

Al pasar una corriente eléctrica en sentido contrario y de igual intensidad y potencial por el otro borne: los efectos debidos a la disipación por la temperatura

se cancelarían el uno con el otro, cayendo así la resistencia a cero.

Por tanto en la parte interior del vídreo, dopada con Al (Aluminio) habría un superconductor.

—–

Los superconductores tienen termopotencia cero pues los portadores cargados no producen entropía. Esto permite una medición directa de la termopotencia absoluta del material de interés, ya que es la termopotencia de todo el termopar también. Además, una medida del coeficiente Thomson, \mu, de un material puede también producir la termopotencia a través de la relación:

S = \int {\mu \over T} dT

La termopotencia es un parámetro importante del material que determina la eficiencia de la termoelectricidad de un material. Un mayor voltaje termoeléctrico inducido para un gradiente de temperatura dado conllevará a una mayor eficiencia. Lo ideal es desear valores de termopotencia muy grandes ya que solo se necesita una cantidad pequeña de calor para crear un voltaje grande. Este voltaje se puede usar para producir potencia.

——

Nota: Con una diferencia de potencial alta y una intensidad discreta, anulando el efecto calorífico por dos corrientes que fluyan por el (Al) y el (Pb) en las caras dopadas del plástico y el vídreo deberíamos observar una anulación del efecto Seebeck y por tanto la posibilidad de enviar por esos polos una corriente adicional que fluiría como por un superconductor. Se trataría de una corriente trifásica, una portadora que se anula con el efecto termopotencia y otra útil.