No pretendo tener una varita mágica y pretender que doy nada más que una idea que otros podrían terminar de completar, si se estima que es de utilidad.
(Tan sólo soy un punto de opinión)

Con un impuesto en los juegos de azar, puesto que a quien le toca un premio de 50.000 euros es tanto que el impuesto no le merma su ilusión (Es un ejemplo).

Ese dinero, puede servir, a la creación de un banco en el mercado bursátil alternativo, que estaría protegido de opas hostiles, y con una fuerte regulación interna, a prueba de sinvergüenzas, especuladores.

De ahí fluiría la solvencia de este banco, que tiene valga la redundancia, su solvencia garantizada, para financiar la recuperación de las PyMes, etc.

Así mismo podría garantizar la recuperación de la garantía hipotecaria, deteniendo la sangría de los deshaucios, ofreciendo, con solvencia garantizada, y en necesidad, a fondo perdido, la garantía hipotecaria. Motivo fundamental subsidiario de la crisis y la burbuja que nos han dañado tanto.

En lo demás, una fuerte regulación del mercado alternativo bursátil, para evitar, su descapitalización, por empresas meramente especulativas. (Recordemos el caso de una cierta empresa que casi da al traste con el mercado bursátil alternativo)

Espero que esta idea, ponga sobre los pasos a las mejores mentes, como una pieza más en la solución del problema.

 

—Pero en un impuesto que se cobrara antes de dar el premio, de manera que no se repercuta en el premio final—